Buscar

EL CUERPO DEL PAISAJE


El escritor Hans Belting afirma que “la imagen del ser humano y la imagen del cuerpo están más relacionadas entre sí de lo que quieren admitir las teorías actuales. Un indicio que delata esto es que el reclamo por la pérdida de lo humano se da simultáneamente con el reclamo por la pérdida del cuerpo”.

De ahí que la anatomía humana ya no parece visible y nos encontramos en la búsqueda de sus nuevas representaciones. En esta serie de imágenes (no las denomino intencionalmente fotografías), Laurie Litowitz reflexiona sobre las posibles orientaciones que está siguiendo dicha indagación, fusionando el cuerpo y el paisaje.



No es la primera vez que desarrolla un proyecto en el que subraya que nuestra identidad no pasa por la recreación corpórea completa y unitaria; somos un cuerpo compuesto por partes que son como señales que se proyectan y reflejan en distintas materializaciones como un muro en el que la piel se extiende y se impregna.

Ha intervenido ahora, para esta exposición, dos categorías plásticas tradicionales: el desnudo y el paisaje, reunidas sin primacía de una sobre otra. Ensambla sus contornos y volúmenes; restablece su unidad apenas presentida. Tal convergencia se concreta en una metamorfosis abundante en siluetas, bordes e inmediaciones.

Litowitz narra también el paso del cuerpo por su derredor, en el que el cuerpo deja fragmentos de sí mismo sin olvidarlos, o que coloca algunos de sus miembros como si fuesen significados inevitables para un tiempo venidero. Fragmentos de una complexión corporal que es memoria, enmarcada en un espacio preso de nuestra atención; fragmentos de los que, por cierto, éste se apodera.


En otras de sus imágenes, la anatomía se despliega, por decirlo así, pictóricamente. Violenta su intimidad encubierta y revelada al mismo tiempo: su revestimiento en azules intensos y las marcas lumínicas que lo diseccionan, son una advertencia sobre las modificaciones que puede sufrir.

Sus composiciones, además, muestran la reafirmación del cuerpo en un escenario natural compuesto también por elementos de origen industrial y sintético, es decir, el espacio contemporáneo es naturaleza alterada.


Muchas implicaciones expresivas más quedan ausentes de tratamiento en unas cuantas y apretadas líneas. El cuerpo en el paisaje es un tema para futuras recurrencias y obligadas glosas, que deben atenderse como reiteradas imágenes que distraen poderosamente nuestra mirada.

Miguel Ángel Echegaray





CONTACTO

Para más información y ventas.

Constitución 104-1, Centro Histórico, Oaxaca de Juárez, Oaxaca. 68000 MEXICO

contacto@galeriaquetzalli.com

+52-(951)-5140030 +52-(951)5142606

©2018 by Galeria Quetzalli